Tierras de Ordás

Principal
Cómo llegar
Lugares
Curiosidades
Tierras de Ordás
Nosotros
El Pontón

 

Orígenes astures. Tierras de reconquista. Parajes de reyes y leyendas

 

 

"Tierras del Rey fueron éstas en los primeros siglos de la Reconquista. En ellas, despejado el campo y asegurada la línea menor del reino astur, se fundaron monasterios y cenobios y se crearon villas con amplias franquicias de repoblación, levantando fortalezas y poniendo en ellas capitanes dignos de merced por sus servicios al Rey.

Ya antes, con indefinida cronología de milenios, los montes de Ordás y sus contornos sostuvieron núcleos humanos bajo el rudimento de las primitivas asociaciones, de los que subsisten muchos y ateridos testimonios, como el Castrillón de Pedregal, junto a la confluencia de los ríos Órbigo y Luna, en la punta de una meseta de aluvión rojizo, con su talud de cerca y amplia escotadura desligándolo; los castros de Adrados, explorados en parte por el infatigable arqueólogo, P. César Morán, el de San Julián de Mataluenga, el del Valle de San Vicente, entre el Selga y Canales, tal vez los que con el óbito de su ciclo dejaron noble solar a las fortalezas, hoy en jirones, de Ordás y La Falamosa.

Los leones coronados de Ordás enaltecen el emblema de una larga crónica de caballeros de pendón y caldera. En sus hazañas legendarias, también emparentadas con las luchas de los concejos en las riberas del Omaña, hay sangre y venganza y cautiverio. En la torre de Ordás fue degollado Don Ares por su tío el adelantado y en la torre sufrió presión doña Leonor, requerida por el amor malsano del dueño.

Los siglos no han podido derrotar esa torre solitaria que es como la última almena de un castillo derruido, el bastión misterioso del pasado que sepultó la gloria de sus adustos moradores."


Valles de Leyenda. Florentino Agustín Diez, Luis Mateo Diez y Antón Diez. Edilesa, 1994. Ejemplar 2.659

               

Principal | Cómo llegar | Lugares | Curiosidades | Tierras de Ordás | Nosotros | El Pontón